• Jashiel García

Qué hacer cuando metes la pata


Errar es de humanos dice el viejo y sabio dicho. Ninguno de nosotros es perfecto, por lo tanto equivocarnos o como diríamos coloquialmente “Meter la pata” es algo más común de lo que quisiéramos. Cometemos errores en nuestras relaciones, en nuestras escuelas y en nuestros trabajos. Muchos de ellos son cometidos sin la intención de dañar o lastimar a alguien o a algo, nuestra naturaleza imperfecta nos lleva a cometerlos sin pensarlo. Especialmente para estos casos, te quiero compartir tres consejos muy sencillos que pueden ayudarte a resolver el caos causado por tus errores.

Consejo número 1: Admite que la regaste.


Muchas personas no solucionan el caos causado por sus errores ya que no están dispuestas a admitir en primer lugar que se equivocaron. Su orgullo es más poderoso y en lugar de aceptar que cometieron el error, deciden buscar a quién echarle la culpa. Una buena forma de dar este primer paso es reflexionar sobre lo sucedido, identificar en qué punto las cosas salieron mal, analizar las consecuencias de no corregir el error y dejar de lado el orgullo.


Consejo número 2: Discúlpate.


No basta con admitir a nivel personal que la regaste, generalmente cuando cometemos un error hay terceras personas que salen lastimadas. A ellas, son a las que les debemos una disculpa. Una buena forma de hacerlo (Y mira que yo me he equivocado muchas veces en este paso) es reflexionar sobre lo que vas a decir antes de decírselo a la persona. Estructura un dialogo, ensáyalo varias veces, solicita a la persona que te de oportunidad de hablar con ella en privado y prográmate para no estar en modo defensivo al momento de ofrecer la disculpa.


Consejo número 3: Cambia.


Este es el paso más difícil, el que requiere el mayor compromiso. De hecho, la mejor disculpa que puedes ofrecer es un cambio en tu conducta. De nada sirve reconocer tu error y disculparte por ello si no haces lo necesario para no volver a cometerlo. Aprende la lección, comprométete a no cometer el mismo error dos veces y vuélvete una mejor versión de ti mismo.


Arreglar el caos causado por tus errores es mucho más sencillo de lo que parece. Solo recuerda seguir los tres consejos que te compartí el día de hoy 1.- Admite que la regaste, 2.- Discúlpate y 3.- Cambia.


Si te gusto este artículo, dale like, compártelo entre tus conocidos y suscríbete a mis redes sociales. Te lo voy a agradecer muchísimo.


Se despide tu amigo Jashiel García y recuerda…

¡Lo primero que debes hacer para alcanzar tus sueños, es… Despertar!


Jashiel García es Conferencista y Autor de los Libros “Actitud de Triunfador” y MotivACCIÓN. Con Maestría en Administración y Liderazgo. Se especializa en Actitud Positiva, Liderazgo y Equipos Altamente Motivados. Su filosofía personal y profesional se basa en 3 pilares: 1.- Todos tenemos un Gran Potencial, 2. El Activo más valioso de cualquier Organización es su Gente y 3. Cualquier habilidad puede ser aprendida si tienes la Actitud correcta.