• Jashiel García

Cómo aprovechar al máximo tu talento


Todos y cada uno de nosotros fuimos dotados de una habilidad natural al nacer. La conocemos, como talento. Nuestro talento se pone de manifiesto a veces sin tener la necesidad de estudiar para ello. Por ejemplo, algunos tienen la habilidad de cocinar, sin haber ido a la escuela de cocina; otros tienen la habilidad de escribir, sin haber tomado un curso sobre escritura e incluso algunos tienen la habilidad de sanar, sin haber estudiado medicina. Nuestro talento nos fue regalado para que hiciéramos un buen uso de él. Por esa razón, el día de hoy te quiero compartir tres consejos muy sencillos para que aproveches al máximo tu talento.

Consejo número 1: identificalo.


Identificar tu talento es muy sencillo, solo basta con que hagas un poco de memoria y prestes un poco de atención. Piensa en aquellas actividades que durante los años se te ha hecho muy fácil realizar. Quizá eres excelente reparando cosas y cada vez que se descompone algo en tu casa tú eres el reparador oficial o probablemente siempre haz sido muy bueno resolviendo problemas matemáticos y todos en tu escuela recurren a ti para que se los expliques. Tu talento natural tiende a brotar y no se puede contener. Identificarlo es el primer paso para sacarle provecho.


Consejo número 2: Desarróllalo.


Si bien es cierto que podemos ser buenos de manera natural para ciertas cosas, la verdad es que nuestro talento nos fue dado en un estado bruto. Para sacarle realmente provecho necesitamos pulirlo, darle forma y refinarlo. Para hacerlo, estudia todo lo que puedas sobre el tema, acércate a personas que poseen ese talento y pídeles consejo y práctica, práctica y práctica.


Consejo número 3: Úsalo.


Estoy convencido que todos tenemos un propósito en esta vida. Y creo que ese propósito es servir a través de nuestro talento. Si nos fue regalado, es porque se espera que lo utilicemos. Con el paso de los años, he descubierto que las personas más felices son aquellas que encontraron una forma de hacer de su talento su trabajo. Es decir, el que descubrió que era bueno para hacer pan, se volvió panadero; la que descubrió que era buena para las matemáticas se volvió ingeniero y él que descubrió que era bueno para hablar en público, se volvió conferencista. Encuentra una forma de usar tu talento, monetízalo y vive de él.


Lo vez. Aprovechar al máximo tu talento es mucho más sencillo de lo que creías, si quieres hacerlo, solo sigue los tres consejos que te compartí el día de hoy: 1.- Identifícalo, 2.- Desarróllalo y 3.- Úsalo.


Si te gusto este artículo, dale like, compártelo entre tus conocidos y suscríbete a mis redes sociales. Te lo voy a agradecer muchísimo.


Y si aún no tienes mi libro Motivacción, que esperas, cómpralo en mi sitio web www.jashielgarcia.com


Se despide tu amigo Jashiel García y recuerda…


¡Lo primero que debes hacer para alcanzar tus sueños, es… Despertar!


Jashiel García es Conferencista y Autor de los Libros “Actitud de Triunfador” y MotivACCIÓN. Con Maestría en Administración y Liderazgo. Se especializa en Actitud Positiva, Liderazgo y Equipos Altamente Motivados. Su filosofía personal y profesional se basa en 3 pilares: 1.- Todos tenemos un Gran Potencial, 2. El Activo más valioso de cualquier Organización es su Gente y 3. Cualquier habilidad puede ser aprendida si tienes la Actitud correcta.