Diciembre, el mes de las excusas

December 11, 2017

 

Para este mes de diciembre decidí emprender un pequeño proyecto que consiste en publicar 31 videos inspiracionales en los que personas con capacidades diferentes nos demuestran que los limites están solo en nuestra mente. Un joven sin brazos ni piernas nadando, un niño sin un brazo jugando béisbol, una chica sin pies haciendo snowboarding en los juegos olímpicos son solo algunos de los ejemplos que elegí para demostrarnos que cuando se trata de no haber logrado algo somos expertos en poner excusas. ¿Por qué elegí el mes de diciembre para lanzar este proyecto? porque considero que este mes debe ser nombrado el mes de las excusas, ya que es durante los últimos 31 días del año en los que nos justificamos del por qué no logramos lo que nos habíamos propuesto alcanzar. Así que a continuación te voy a compartir tres consejos muy sencillos para que las excusas no formen parte de tu vocabulario el próximo mes de diciembre.

 

Consejo número 1.- Analiza cuáles son tus excusas más comunes.

 

Si pudieras analizar los últimos 10 años de tu vida te darías cuenta que tienes una lista consistente de excusas de las que echas mano cada vez que no logras tus metas. El no tuve tiempo, el no tuve el dinero, el me fregué la rodilla son solo algunas de las que nos valemos para justificar el por qué estamos en la misma o peor situación de la que estábamos justo al iniciar el año. Tómate un momento y haz una lista de tus excusas más comunes. Una vez que la tengas, pasa al consejo número dos.

 

Consejo 2.- Haz un ritual para sacarlas de tu subconsciente.

 

En el libro “Caldo de pollo para el alma” del autor Jack Canfield leí una historia en la que nos relataban un ritual implementado por una maestra de primaria para eliminar los “no puedo” del vocabulario de sus alumnos. El ritual consistía en hacer una lista con todos los “no puedo”, después meter esa lista en un ataúd de cartón, posteriormente hacer la procesión fúnebre y concluir sepultando en una tumba en el jardín todos los “no puedo” para de esta forma deshacerte de ellos para siempre. Ahora es tu turno. Toma tu lista de excusas más comunes y haz un ritual similar, esto permitirá a tu subconsciente asimilar que esas excusas se han ido para siempre y que a partir de este momento será imposible utilizarlas de nuevo.

 

Consejo 3.- Comprométete a no utilizarlas jamás. 

 

Antes de comprometerte que te parece si primero definimos lo que es el verdadero compromiso. Compromiso: “Prometerte a ti mismo que no te vas a rendir” al llegar al final del próximo año te garantizo que te verás tentado a revivir algunas de las excusas que habías mandado al más allá. Por qué. Pues porque es más sencillo revivir excusas que trabajar duro todo el año para tener resultados. Si te comprometes en serio a no utilizarlas jamás harás todo lo necesario para que conforme transcurren los meses vayas progresando en aquello que te hayas propuesto y cuando vayas entrando al mes de noviembre harás una revisión de tu avance y si vas muy retrasado redoblaras esfuerzos para que, al llegar diciembre en lugar de dar excusas, des solo resultados.

 

Ahí lo tienes. Convertir el mes de diciembre en el mes de los resultados y no de las excusas es más sencillo de lo que parece solo tienes que seguir los tres consejos que te compartí el día de hoy: 1.- Analiza cuáles son tus excusas más comunes; 2.- Haz un ritual para sacarlas de tu subconsciente y 3.- Comprométete a no utilizarlas jamás.

 

¿Te gustó este artículo? Ayúdame a que llegue a más personas. 

 

Compártelo y agrégame a tus redes sociales no necesitas buscarme, solo dale clic a cada uno de los botones que están más abajo y suscríbete a cada una de ellas. !!!Te lo voy a agradecer Muchísimo!!!

Me despido no sin antes recordarte que: 

 

!!!Lo primero que debes hacer para alcanzar tus sueños… ES DESPERTAR!!!

 

Jashiel García es Conferencista y Autor del Libro “Actitud de Triunfador” con Maestría en Administración y Liderazgo. Se especializa en Actitud Positiva, Liderazgo y Equipos Altamente Motivados. Su filosofía personal y profesional se basa en 3 pilares: 1.- Todos tenemos un Gran Potencial, 2. El Activo más valioso de cualquier Organización es su Gente y 3. Cualquier habilidad puede ser aprendida si tienes la Actitud correcta.

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

October 7, 2019

September 9, 2019

September 2, 2019

Please reload

Archivo