• Jashiel García

Para motivarte debes sanarte



Este fin de semana viví una de las experiencias más bonitas de mi vida. Mi novia Alejandra (A quien le digo Preciosa de cariño) me invitó a un retiro espiritual de sanación ni más ni menos que en una montaña. Ella ya lo había tomado y a pesar de que me había contado lo poderoso que era, debo admitir que iba con cierto escepticismo. El retiro se llama “La Montaña” y nuestro maestro, guía o gurú, (no estoy seguro de cómo llamarlo) fue un ser humano maravilloso llamado Ricardo Perret. Durante tres días convivimos con un increíble grupo de personas y aprendimos sobre el poder del ser humano, la importancia de sanarnos y cómo poner nuestra mente y espíritu en paz. Por eso hoy te quiero compartir tres cosas que aprendí en “La Montaña”.


1.- Todos en mayor o menor medida tenemos algo que sanar.

El primer día fue impactante porque en la primera meditación muchos de mis compañeros se quebraron y empezaron a llorar. En ese momento me di cuenta que todos en mayor o menor medida tenemos algo que sanar. La Montaña se convirtió en el lugar seguro en el que cada uno de nosotros podía hablar de su dolor sin ser juzgado, sin ser señalado y sin sentirse incómodo. Si sientes que tienes algo que sanar, busca tu propio lugar seguro, puede ser tu hogar, tu iglesia o La Montaña y comparte tu dolor. Sentirás que te quitas un peso de encima.

2.- El perdón no es sencillo, pero es el primer paso para sanar.

Durante el retiro hicimos varias dinámicas que implicaban perdonar. Debo admitir que al menos para mí, el perdón es uno de los temas más difíciles. Me cuesta mucho olvidar las ofensas que me han hecho o las que le han hecho a las personas que amo. Sin embargo en La Montaña aprendí que no podemos sanar, sin antes perdonar. El perdón no es un regalo que le hacemos a quién nos lastimó, es un regalo que nos hacemos a nosotros mismos para dejar el dolor atrás y seguir con nuestras vidas. Si deseas sanar, primero debes perdonar.

3. La motivación no dura mucho en un corazón adolorido.

Este aprendizaje me costó mucho. Siempre he creído que todos sin importar nuestra condición podemos hacer uso de la motivación para salir adelante y triunfar en nuestras vidas. Pero durante el retiro descubrí que la motivación es más duradera en un corazón que ha sanado previamente. Para una persona con un dolor profundo, mantenerse motivada durante mucho tiempo le es imposible, ya que tarde o temprano su dolor prevalecerá sobre su motivación. De hecho en uno de los ejercicios una frase vino a mi mente y no dejo de repetirse “Para motivarte debes sanarte, para motivarte debes sanarte”.


No sé si La Montaña es para ti, lo que si sé es que sanar si es para ti. Si quieres vivir una vida plena, feliz y en paz, antes que buscar riqueza, posesiones o posiciones debes buscar sanar.


Agradezco a Ricardo por ser un gran maestro, a mi Preciosa por invitarme, a mis compañeros por enseñarme de sus experiencias y a todo el equipo de La Montaña por hacernos vivir una experiencia que permanecerá por siempre en nuestros corazones.

Si te gusto este episodio, dale like, compártelo entre tus conocidos y suscríbete a mis redes sociales. Te lo voy a agradecer muchísimo.

¿Quieres una conferencia o taller en vivo o en línea, llena de energía que deje a tus colaboradores motivados? ¡Contáctame!

Y si aún no tienes mis libros Actitud de Triunfador y MotivACCIÓN, cómpralos en mi sitio web www.jashielgarcia.com

Se despide tu amigo Jashiel García y recuerda…

¡Lo primero que debes hacer para alcanzar tus sueños, es… Despertar!

Jashiel García es Conferencista y Autor de los Libros “Actitud de Triunfador” y MotivACCIÓN. Con Maestría en Administración y Liderazgo. Se especializa en Actitud Positiva, Liderazgo y Equipos Altamente Motivados. Su filosofía personal y profesional se basa en 3 pilares: 1.- Todos tenemos un Gran Potencial, 2. El Activo más valioso de cualquier Organización es su Gente y 3. Cualquier habilidad puede ser aprendida si tienes la Actitud correcta.