• Jashiel García

Está bien no ser un Líder


En mis clases de liderazgo pregunto a mis alumnos ¿Quieren ser líderes? Aproximadamente el 80% responde que si y el 20% que no. Y me sorprende mucho la mirada despectiva hacia estos últimos de quienes se sienten líderes, como si no querer ser líder fuera sinónimo de ser mediocre. ¡Y no es así! No puede existir el líder sin el seguidor, a la vez que no puede existir el seguidor sin el líder. Necesitamos ambos para llevar a las familias, las organizaciones, las comunidades y los países al éxito. Por esa razón hoy te quiero compartir tres razones por la que está bien no querer ser un líder.

1.- Porque no te sientes preparado.

Ser líder no es sencillo. En primer lugar debes contar con un set de habilidades que te ayuden a conectar con las personas, a comunicarte bien y a gestionar efectivamente equipos. En segundo lugar, es una posición muy solitaria, aunque todo mundo te sonría no sabes si lo hacen porque eres el jefe o porque en realidad te admiran y tercero, es una posición de mucha responsabilidad porque cuando las cosas salen bien, es gracias al equipo y cuando salen mal, es por culpa del líder. Por estas tres razones, es que el liderazgo no es para todos.

2.- Porque admiras a alguien más como líder .

Cuando vemos cualidades de liderazgo en una persona generalmente tendemos a querer sumarnos a su visión. Su historial de logros, sus habilidades blandas y su forma de hacer las cosas, hace que nos den ganas de integrarnos a su equipo y de colaborar para que a la organización le vaya bien y en consecuencia a nosotros también. Está bien no querer ser líder si consideras que hay alguien más apto que tú para dicha posición.

3. Porque no te interesa ser líder.

Ser líder demanda lidiar con las personas, ser el responsable final y mucho, pero mucho de tu tiempo. Algunas personas simplemente no se sienten atraídas a la idea de tener que sacrificar parte de su tiempo y su vida personal por coordinar los esfuerzos de un equipo. Está bien si no te interesa ser líder, siempre y cuando te comprometas a ser el mejor seguidor. Comprométete a apoyar a los líderes de tu organización poniendo al servicio de tu equipo tus habilidades.

Ahí está. No querer ser líder no es tan malo siempre y cuando tengas claras las tres razones que te compartí: 1.- que no te sientas preparado, 2.- Que admires a alguien más como líder y 3.- Que no te interese.

Si te gusto este episodio, dale like, compártelo entre tus conocidos y suscríbete a mis redes sociales. Te lo voy a agradecer muchísimo.

¿Quieres una conferencia o taller en vivo o en línea, llena de energía que deje a tus colaboradores motivados? ¡Contáctame!

Y si aún no tienes mi libro MotivACCIÓN, cómpralo en mi sitio web www.jashielgarcia.com

Se despide tu amigo Jashiel García y recuerda…

¡Lo primero que debes hacer para alcanzar tus sueños, es… Despertar!

Jashiel García es Conferencista y Autor de los Libros “Actitud de Triunfador” y MotivACCIÓN. Con Maestría en Administración y Liderazgo. Se especializa en Actitud Positiva, Liderazgo y Equipos Altamente Motivados. Su filosofía personal y profesional se basa en 3 pilares: 1.- Todos tenemos un Gran Potencial, 2. El Activo más valioso de cualquier Organización es su Gente y 3. Cualquier habilidad puede ser aprendida si tienes la Actitud correcta.