• Jashiel García

Como tener mejores discusiones con tus padres


Salvo casos excepcionales el buscar tener una relación sana con nuestros padres es algo a lo que considero todos deberíamos aspirar. Llevarnos bien con ellos es relativamente sencillo en nuestra infancia pero las cosas se empiezan a complicar a medida que vamos creciendo, formamos nuestra propia personalidad y queremos tomar nuestras propias decisiones. Las discusiones pueden volverse el pan nuestro de cada día y arruinar una de nuestras relaciones más importantes, la que tenemos con nuestros padres. Por esa razón el día de hoy te quiero compartir tres pasos muy sencillos para que aprendas a tener mejores discusiones con tus padres.


Paso 1.- Busca comprender no ser comprendido.


Lo sé, empece con el consejo más difícil. Justamente una de las cosas que más causa discusiones con nuestros padres cuando estamos jóvenes es que nos sentimos incomprendidos y aquí estoy yo pidiéndote que no busques comprensión, sino comprender. Cuando empiece una discusión, antes de decir nada, respira profundo, escucha y busca comprender. Pero, comprender qué. Comprender que tus padres no son perfectos, que quizá nadie les enseño a ser padres, que están librando sus propias batallas, que tienen un montón de limitaciones, que intentan hacerlo lo mejor que pueden y que al final parezca justo o no lo que hacen, lo hacen pensando en lo mejor para ti.


Paso 2.- Agradece.


Cuando seas padre comprenderás muchas cosas, pero sobre todo, comprenderás que todo lo que hacemos por nuestros hijos, lo hacemos por amor. Cuando se presente una discusión agradece a tus padres todo lo que hacen por ti. Agradéceles que te cuiden, que se preocupen por ti, que te expresen como se sienten y que te digan qué es lo que no les pareció respecto a lo que hiciste. En la mayoría de los casos, este simple hecho les bajará la guardia y el tono de la discusión bajará al de solo una conversación.


Paso 3. Comprométete.


Este último paso es muy importante. Después de escuchar a tus padres, de comprenderlos y expresarles tu agradecimiento, comprométete a hacerlo mejor la próxima vez. Por ejemplo si la discusión derivó de una baja calificación no prometas que a la próxima sacarás un 100, mejor comprométete a esforzarte y a estudiar un poco más. Si derivó de una llegada tarde después de una fiesta, no prometas que a partir de ese día llegarás temprano, mejor comprométete a avisarles la próxima vez que llegarás un poco más tarde de lo previsto. De esta manera le haces saber a tus padres que tú tampoco eres un ser humano perfecto, que seguirás cometiendo errores pero que aprenderás y madurarás cada vez más.


Ahí lo tienes, tener mejores discusiones con tus padres es posible. Solo recuerda seguir los 3 consejos que te compartí el día de hoy: 1.- Busca comprender no ser comprendido. 2,- Agradece y 3.- Comprométete.


Si te gusto este episodio, dale like, compártelo entre tus conocidos y suscríbete a mis redes sociales. Te lo voy a agradecer muchísimo.


¿Quieres una conferencia o taller en vivo o en línea, llena de energía que deje a tus colaboradores motivados? ¡Contáctame!

Y si aún no tienes mi libro MotivACCIÓN, cómpralo en mi sitio web www.jashielgarcia.com


Se despide tu amigo Jashiel García y recuerda…


¡Lo primero que debes hacer para alcanzar tus sueños, es… Despertar!

Jashiel García es Conferencista y Autor de los Libros “Actitud de Triunfador” y MotivACCIÓN. Con Maestría en Administración y Liderazgo. Se especializa en Actitud Positiva, Liderazgo y Equipos Altamente Motivados. Su filosofía personal y profesional se basa en 3 pilares: 1.- Todos tenemos un Gran Potencial, 2. El Activo más valioso de cualquier Organización es su Gente y 3. Cualquier habilidad puede ser aprendida si tienes la Actitud correcta.