• Jashiel García

Como sanar después de una experiencia dolorosa


Este fin de semana hable con mi hijo y me dio gusto saber que recientemente adquirió el interés por aprender cómo sanar a las personas a través de la espiritualidad. Estuvimos platicando un buen rato sobre eso y concluimos que todos en mayor o menor medida hemos vivido una experiencia dolorosa o traumatizante. El problema no es haber vivido la experiencia, el problema es cargar durante años con el dolor que dicha experiencia nos provocó. Por esa razón el día de hoy te quiero compartir tres consejos muy sencillos para que puedas sanar después de una experiencia dolorosa.


Consejo Número 1.- Platícalo.


El peso del dolor provocado por una experiencia dolorosa se siente como si cargaras 100 toneladas sobre tus hombros. Es por eso que siempre que vemos a una persona que está sufriendo la vemos cabizbaja, con la espalda curva y con los hombros caídos. Una de las mejores formas de aligerar ese peso, es compartiéndolo con alguien. Ese alguien puede ser un familiar, un amigo o un especialista. No necesitas que resuelva tu problema y te quite el dolor, solo necesitas que te escuche. El simple hecho de platicarlo, te hará sentir mucho mejor, te lo aseguro.


Consejo Número 2.- Reflexiona y acepta las emociones que te provoca.


El dolor está compuesto por una mezcla de emociones: Ira, rencor, impotencia, miedo, ansiedad, son solo algunas de ellas. No debes reprimirlas. Lo mejor que puedes hacer con ellas es aceptarlas y vivirlas. Cuando reflexiones sobre lo que estás sintiendo y comprendas las emociones que integran tu dolor, estarás en posibilidad de empezar a trabajar con ellas e incluso de usar algunas a tu favor. Solo de esta manera podrás sanar.


Consejo Número 3. Toma acción.


Cuando tenemos una herida lo menos que queremos hacer es tocarla porque el dolor se intensifica. Pero la única forma de sanarla, es aceptándola, viéndola, tocándola, limpiándola, aceptando el dolor que esto provoca y dandole tiempo para sanar. No sigas sufriendo en silencio, toma acción, alza tu cabeza, endereza tu espalda y levanta tus hombros. Como dice Louise Hay… Tú puedes sanar tu vida.


Ahí lo tienes, sanar después de una experiencia dolorosa es posible, y los tres consejos que te compartí el día de hoy te pueden ayudar: 1.- Platícalo. 2,- Reflexiona y acepta las emociones que te provoca y 3.- Toma acción.


Si te gusto este episodio, dale like, compártelo entre tus conocidos y suscríbete a mis redes sociales. Te lo voy a agradecer muchísimo.


¿Quieres una conferencia o taller en vivo o en línea, llena de energía que deje a tus colaboradores motivados? ¡Contáctame!


Y si aún no tienes mi libro MotivACCIÓN, cómpralo en mi sitio web www.jashielgarcia.com


Se despide tu amigo Jashiel García y recuerda…


¡Lo primero que debes hacer para alcanzar tus sueños, es… Despertar!


Jashiel García es Conferencista y Autor de los Libros “Actitud de Triunfador” y MotivACCIÓN. Con Maestría en Administración y Liderazgo. Se especializa en Actitud Positiva, Liderazgo y Equipos Altamente Motivados. Su filosofía personal y profesional se basa en 3 pilares: 1.- Todos tenemos un Gran Potencial, 2. El Activo más valioso de cualquier Organización es su Gente y 3. Cualquier habilidad puede ser aprendida si tienes la Actitud correcta.